ruta por la Hoz de Alarcón

Tal y como os contamos en ocasiones anteriores, queremos que disfrutéis no sólo de dormir en Cuenca sino también de las distintas opciones que os ofrece tanto la ciudad como la provincia. En esta ocasión queremos que conozcáis la ruta por la Hoz de Alarcón.

¿Dónde está Alarcón?

El municipio de Alarcón está a 87 kilómetros de Cuenca en dirección Sur. La carretera de acceso al pueblo está en muy buenas condiciones, bien señalizada y nos encontramos además con un bonito paisaje desde Cuenca ya que discurre entre pinares y campos de cultivo.

¿Por qué hacer la ruta por la Hoz de Alarcón?

Lo interesante de esta ruta no sólo es el paisaje y la historia que nos vamos a encontrar en ella. El pueblo de Alarcón posee antecedenter íberos y romanos aunque su entrada en la historia comienza con la ocupación árabe. Su nombre, de origen árabe, quiere decir “La Fortaleza” y viene de la construcción del primitivo castillo, del que deriva el actual.

El castillo de Alarcón no es el único lugar digno de mención en la villa. Está declarada Conjunto Histórico-Artístico desde 1981 y en ella encontramos gran variedad patrimonio, con iglesias como la de Santo Domingo de Silos o la de la Santa Trinidad, edificios civiles como el Ayuntamiento o el Palacio de los Castañeda.

Debemos mencionar la obra de Jesús Mateo, pintor conquense que ha realizado las denominadas “Pinturas Murales de Alarcón” en la iglesia de San Juan Bautista y que fueron protegidas por la UNESCO en 1997 por su alto interés artístico mundial.

Al ser parte del Señorío de Villena, uno de sus personajes destacados fue Señor de Villena, el conocido autor de “El Conde Lucanor”, Don Juan Manuel.

Monumentos de la ruta por la Hoz de Alarcón

Castillo de Alarcón

Fortaleza medieval de origen musulmán construída en el siglo VIII y conquistada por el rey Alfonso VIII en 1184. Ha sufrido distintas restauraciones a lo largo de su historia. Desde el año 1966 es Parador de Turismo y puede visitarse con los guías de la localidad.

Iglesia de Santo Domingo

Se construyó en el siglo XIII y es de estilo románico tardío. Conserva el ábside semicircular original y la portada en su lado meridional. Esta portada es abocinada y tiene tres columnas encapiteladas en cada jamba sobre las que descansan sendas arquivoltas apuntadas de diseño protogótico. En el siglo XVI se construyó la torre y se elevaron los muros de la nave. En 1992 fue declarada Bien de Interés Cultural.

Iglesia de la Santa Trinidad

La Iglesia de la Santa Trinidad está compuesta por dos naves, una del siglo XIII y otra del siglo XVI. En ella destacan los arcos fajones y formeros apuntalados, un arco triunfal en la entrada del presbiterio y un altar renacentista. Su portada es plateresca y en ella destacan los escudos del marqués de Villena y del obispo Diego Ramírez de Villaescusa.

Iglesia de Santa María

Este es el templo parroquial de la localidad de Alarcón. Se construyó a principios del siglo XVI en estilo plateresco con bóveda de tracería al modo gótico. La portada es de mediados del XVI y la realizó Esteban Jamete, a quien se atribuye el retablo con escenas de la vida de la Virgen y la sacristía.

Centro de arte pintura mural de Jesús Mateo. Antigua Iglesia de San Juan Bautista

La antigua Iglesia de San Juan Bautista se construyó en el siglo XVI sustituyendo a un templo románico anterior. Se trata de una única nave con bóveda de cañón, una portada realizada por Juan de Herrera y una torre que ha perdurado de la iglesia primitiva. En su interior encontramos los contrafuertes que aseguran los muros y que delimitan espacios que dan la impresión de ser pequeñas capillas.

En el año 1994 el pintor Jesús Mateo comenzó a cubrir sus muros con un conjunto de pinturas murales y desde 1997 cuenta con el patrocinio de la UNESCO por su alto interés artístico mundial. Esta obra se considera una de las altas cimas del arte contemporáneo.

La Ruta por la Hoz de Alarcón

Comenzaremos el viaje partiendo desde nuestros apartamentos. Tal y como hemos dicho al principio, no se trata solamente de dormir en Cuenca sino de descubrir todo lo que ofrece.

En primer lugar recogeremos el coche y partiremos en dirección Valencia por la CM-220 hasta llegar a Motilla del Palancar. Una vez allí encontraremos un cruce y tomaremos el desvío a la derecha por la N-III en dirección Madrid.

visitar Alarcón

Aproximadamente a 14 kilómetros en esa dirección llegaremos al desvío a Alarcón en el que tendremos que desviarnos a la derecha para poder cruzar la carretera nacional y dirigirnos a nuestro destino.

Continuaremos por la CUV-8033 y nos encontraremos en el lado derecho de la carretera con unas maravillosas vistas de Alarcón, la torre de los Alarconcillos y la torre de Armas.

Podemos detener el coche junto a la torre de Armas y observar la hoz y el pueblo desde aquí. El pueblo de Alarcón, sus murallas y la hoz del río Júcar quedarán frente a nosotros y es un lugar muy apreciado por los visitantes.

Continuaremos el viaje siguiendo la carretera y cruzando tres de las antiguas siete puertas que llegó a tener la villa de Alarcón. Una vez en el pueblo podemos dejar el coche en el aparcamiento para autobuses que hay a la izquierda o bien llevarlo al que se encuentra en la plaza de la Autonomía, junto al Castillo.

Para hacer esta ruta lo mejor es dejarlo en el aparcamiento de autobuses puesto que está al lado del camino que nos llevará a recorrer la ruta por la Hoz de Alarcón.

Puerta de Chinchilla

Justo al lado del aparcamiento se encuentra la señalización del sendero PR-Cu/071. Lo seguiremos y nos llevará en dirección a la “Puerta de Chinchilla”, una de las puertas abiertas en la muralla árabe de la localidad y entrada por la parte sur a la misma. Recibe su nombre de los viajeros que llegaban desde Chinchilla.

Puente del Picazo

Continuamos el camino, esta vez con una pendiente pronunciada y llegamos al “Puente del Picazo”. Según algunos expertos el puente podría ser de origen romano ya que por aquí pasaba una vía secundaria. El puente actual es de la edad media y desde él podemos observar una preciosa imagen de la Hoz de Alarcón.

Torre de Cañavate

Tras cruzar el puente empezaremos a subir a lo alto de los acantilados. Una vez arriba llegaremos a una pista en la que tomaremos el camino de la derecha y luego, a unos cientos de metros, de nuevo giraremos a la derecha para continuar por el Camino de las Hoces del Júcar.

Continuaremos por él hasta llegar a la “Torre del Cañavate”. Esta torre, junto con la puerta que la acompañaba y que ha desaparecido, protegía la entrada a la península de los Alarconcillos. Se edificó en el siglo XIV y tiene muy buenas vistas de los meandros del río y del pueblo.

Puente de Tébar o del Henchidero

Siguiendo el camino llegaremos a un puente situado en el camino que llevaba a Cuenca. Se trata del puente de Tébar o del Henchidero. Probablemente su construcción original fue tras la conquista de la villa por parte de Alfonso VIII en el siglo XII aunque su estructura actual es del siglo XV.

Una vez aquí podemos continuar por la ruta de la Hoz de Alarcón y cruzar el puente para volver al pueblo o ascender primero a la “Torre de los Alarconcillos”

Torre de los Alarconcillos

Si has decidido ver de cerca la Torre de los Alarconcillos, no te arrepentirás. Es una estructura peculiar, formada por cuatro torres cilíndricas y una quinta en el centro. También puedes observar los restos de una sexta torre que se construyó junto a las otras en el siglo XIV. Desde esta torre de vigilancia observarás unas magníficas vistas del pueblo y del río Júcar al fondo de los cañones que ha formado durante miles de años.

conocer Cuenca

Tanto si has decidido o no subir hasta la Torre de los Alarconcillos tienes que cruzar el puente de Tébar y tomar el desvío que te encuentras a la derecha para cruzar la puerta del Río y seguir el camino hasta llegar al pueblo.

Una vez en el pueblo nuestro consejo es que vayas a visitar todos los lugares de interés de los que te hemos hablado anteriormente: el castillo, la iglesia de Santo Domingo, las pinturas murales y que no te olvides de visitar el “Mirador de la Peña”, situado junto al Castillo y que te ofrece una visión magnífica de la torre de los Alarconcillos, la torre de Armas y la Hoz de Alarcón en general.

Como puedes ver, en La Casa Azul te ofrecemos algo más que dormir en Cuenca en un lugar tranquilo y muy bien situado, te animamos a que conozcas nuestra cultura, las tradiciones que nos rodean y todo aquello que puede ser útil para todos vosotros.

Reserva ahora tu estancia La Casa Azul llamando al 651 83 79 99, ¡no te arrepentirás!